Ir al contenido principal

Ernest Hemingway


Nació el 21 de julio de 1899 en Oak Park, Illinois. Allí cursó sus estudios, para luego desempeñarse como reportero en el Kansas City Star, trabajo que reemplazó pocos meses después por el de conductor de ambulancias en Italia durante la Primera Guerra Mundial. Luchó en el frente de batalla, sufriendo graves heridas.


Luego de la guerra marchó a París, donde comenzó su actividad literaria. Recorrió Florida, España y África.


Fue corresponsal de guerra durante la Guerra Civil española, en la Segunda Guerra Mundial y reportero del Primer Ejército de Estados Unidos.


Sus dolorosas experiencias bélicas inspiraron los temas de sus primeras obras, donde hombres escépticos, buscan su propia satisfacción, a costa de los valores morales y la lucha del hombre, a veces inútil contra las circunstancias de la vida. Amores en época de guerra, muerte, destierro, mezcladas con temas sobre corridas de toros, como por ejemplo: “Fiesta” (1926) y “Muerte en la tarde”, constituyen su línea argumental. En 1929 escribió “Adiós a las armas”, “Muerte en la tarde”, data de 1932, “La verdes colinas de África” de 1935 y “Tener o no tener” de 1937.


La pérdida de la libertad, abordado en “Por quien doblan las campanas” (1940), novela basada en lo acontecido en la Guerra Civil española, alerta sobre la posibilidad de que este bien supremo pueda no ser reconocido en otras latitudes.


Conocido como el último de los autores neohumanistas, impuso un estilo directo, duro y cínico. El principal tema de su obra es la muerte, única certeza inevitable en la incertidumbre de la vida humana. En “Las nieves del Kilimanjaro” (1953), trata este tema, en un relato corto, pero impresionante. Junto a la certeza de la muerte, halla también la convicción de la existencia de la solidaridad humana.


Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1954, por su aclamada obra “El viejo y el mar” publicada en 1952.


Exiliado en Cuba, luego de la guerra Civil Española, en 1960, fue despojado por Fidel castro de su propiedad y se trasladó a Idaho.


Se suicidó el 2 de julio de 1961, en Ketchum, con un tiro de escopeta, luego de sufrir varias crisis depresivas. Tres mil páginas manuscritas esperaban ser publicadas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cielo Latini

Cuanta polèmica no encierra esta joven belleza.

Bueno... Cielo Latini es una chica inteligente y ambiciosa. Escribio un libro que rapidamente se convirtiò en un Best Seller, saco provecho al tema de los trastornos alimenticios, se caso con un rico y se embarazo de èl. Genial. Y bueno, con respecto al hecho de que ella ya no tiene problemas con la comida, yo lo dudo totalmente. Estoy segura de que es la misma niña atormentada, solo que con màs aliviane porque la fama le ha traido fans, los cuales yo creo que la hacen sentirse mejor (mas amada).... De todos modos, a mi me encanta como se ve, me fascina, es super divertida, fashion, bonita y waaaa. Punto. Ella es my thinspoooooooooooooo







































































































































































































































La alquimia del verbo...

En la Alquimia del verbo se expone una suerte de Ars poética que, sin importar si fue escrita antes o después de Iluminaciones, permite identificar una serie de elementos, y digo serie de elementos porque la poesía de Rimbaud se nos presenta como una serie de imágenes, no La Imagen, sino mas bien como un catálogo de epifanías, para lo cual he tomado como elemento de análisis el poema Frases, que en mi opinión, es el eje en el cual giran las demás iluminaciones. Este poema, compuesto de frases sueltas cargadas de imágenes en apariencia surreales y de un gran hermetismo, posee también elementos que permiten si no entender, al menos ver algo de luz en la obra de este poeta tantas veces mitificado, imitado, fetichizado, coronado rey, pero injustamente condenado al limbo de los genios inaccesibles.

En la Alquimia del verbo, Rimbaud dice: "Reglamentaba la forma y los movimientos de cada consonante, y, con ritmos instintivos,"

La afirmación recuerda un poco el…

Reseña del cuento "El último verano" de Amparo Dávila.

Asfixia, insomnio, sudores fríos, sombras que acechan los pensamientos de los niños temerosos de madrugada; paranoia, rincones, demencia, ansiedad y sollozos, ese es el mundo de muñecas rotas al que nos transporta en cada una de sus lecturas, (tanto en Salmos bajo la luna (1950), como en Muerte en el bosque (1985)), Amparo Dávila, escritora nacida en 1928 en los Pinos, Zacatecas; pueblo mágico en donde creció rodeada del frío, muerte, ansiedad y libros, que pronto reflejaría en su obra literaria.
Dávila crea sentimientos del polvo dentro del lector, juega con ellos, los hace añicos, sufre y se ríe, luego los resucita para crucificarlos, para poder amarla, siguiendo la línea que marca su detallada narrativa taladrada a base de puras vivencias –cuenta ella-. Cada coma es un alfiler rozándonos la piel blanda, es imposible no seguir entre los párrafos, aunque  avancemos en suspenso… Tal es el caso del cuento “El último verano” (Árboles petrificados, 1977),  en el que en tercera persona, c…