Ir al contenido principal

Gabriel García Márquez


Gabriel José de la Concordia García Márquez, nació en Aracataca, Magdalena, un pequeño pueblo de la costa Atlántica de Colombia, el 6 de marzo de 1928. Fueron sus padres, Gabriel Eligio García y Luisa Santiaga Márquez Iguarán, aunque de su educación estuvieron fundamentalmente a cargo sus abuelos maternos, el coronel Nicolás Márquez, quien falleció en 1936, y Tranquilina Iguarán.


Cursó la secundaria en el Colegio San José de Barranquilla, el bachillerato en el Liceo de Zipaquirá, de donde egresó en 1946, ya con una profunda vocación literaria, siendo sus autores preferidos, Kafka y Joyce.


Comenzó la carrera de Derecho y Ciencias Políticas, pero no culminó sus estudios.


Su premier cuento, “La tercera resignación”, aparece en el diario “El Espectador, y a partir de entonces se desempeña como periodista en el diario el Universal, ya radicado en Cartagena de Indias, luego del “Bogotazo”.


Su labor periodística prosigue en Barranquilla, trabajando en “El Heraldo”, ciudad donde contrajo enlace con Mercedes Barcha, luego en Bogotá en “El Espectador”, para más tarde fijar su residencia en Venezuela, Nueva York y México.


En 1971 se le concedió el Doctorado honoris causa de la Universidad de Columbia en Nueva York y en 1994 el Doctorado honoris causa de la Universidad de Cádiz .


Su obra, calificada como de realismo mágico, donde hechos sobrenaturales son aceptados como corrientes para determinadas culturas incluye las siguientes:
Su primera novela aparece en 1954, bajo el título de “La hojarasca”. En 1955 “Relato de un náufrago” y “Un día después del Sábado”. “El Coronel no tiene quien le escriba” data de 1957. En 1961 escribió un libro de cuentos, “Los funerales de la Mamá Grande”, en 1962 “La mala hora”, que recibió el premio de la Novela Esso”. En 1967, luego de una pausa en su quehacer literario, surge su obra cumbre “Cien Años de Soledad” que le proporcionaría el premio Nobel en 1982.
En 1970, surge “El relato de un náufrago, en 1975 “El otoño del Patriarca”, en 1981, “Crónica de una muerte anunciada”, “El amor en los tiempos del cólera”, en 1985. Aparece en 1991, “Doce cuentos peregrinos”, en 1996, “Noticia de un secuestro”, sobre el terrorismo colombiano, en 2002 “Vivir para contarla”, su autobiografía y en 2004 “Memoria de mis putas tristes”.


Para conocer su carácter y su profunda sencillez, basta con recordar sus propias palabras:
“Lo peor que le puede suceder a un hombre que no tiene vocación para el éxito literario, o en un continente que no está acostumbrado a tener escritores de éxito, es publicar una novela que se venda como salchichas. Ese es mi caso. Me he negado a convertirme en un espectáculo, detesto la televisión, los congresos literarios, las conferencias y la vida intelectual”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cielo Latini

Cuanta polèmica no encierra esta joven belleza.

Bueno... Cielo Latini es una chica inteligente y ambiciosa. Escribio un libro que rapidamente se convirtiò en un Best Seller, saco provecho al tema de los trastornos alimenticios, se caso con un rico y se embarazo de èl. Genial. Y bueno, con respecto al hecho de que ella ya no tiene problemas con la comida, yo lo dudo totalmente. Estoy segura de que es la misma niña atormentada, solo que con màs aliviane porque la fama le ha traido fans, los cuales yo creo que la hacen sentirse mejor (mas amada).... De todos modos, a mi me encanta como se ve, me fascina, es super divertida, fashion, bonita y waaaa. Punto. Ella es my thinspoooooooooooooo







































































































































































































































La alquimia del verbo...

En la Alquimia del verbo se expone una suerte de Ars poética que, sin importar si fue escrita antes o después de Iluminaciones, permite identificar una serie de elementos, y digo serie de elementos porque la poesía de Rimbaud se nos presenta como una serie de imágenes, no La Imagen, sino mas bien como un catálogo de epifanías, para lo cual he tomado como elemento de análisis el poema Frases, que en mi opinión, es el eje en el cual giran las demás iluminaciones. Este poema, compuesto de frases sueltas cargadas de imágenes en apariencia surreales y de un gran hermetismo, posee también elementos que permiten si no entender, al menos ver algo de luz en la obra de este poeta tantas veces mitificado, imitado, fetichizado, coronado rey, pero injustamente condenado al limbo de los genios inaccesibles.

En la Alquimia del verbo, Rimbaud dice: "Reglamentaba la forma y los movimientos de cada consonante, y, con ritmos instintivos,"

La afirmación recuerda un poco el…

Reseña del cuento "El último verano" de Amparo Dávila.

Asfixia, insomnio, sudores fríos, sombras que acechan los pensamientos de los niños temerosos de madrugada; paranoia, rincones, demencia, ansiedad y sollozos, ese es el mundo de muñecas rotas al que nos transporta en cada una de sus lecturas, (tanto en Salmos bajo la luna (1950), como en Muerte en el bosque (1985)), Amparo Dávila, escritora nacida en 1928 en los Pinos, Zacatecas; pueblo mágico en donde creció rodeada del frío, muerte, ansiedad y libros, que pronto reflejaría en su obra literaria.
Dávila crea sentimientos del polvo dentro del lector, juega con ellos, los hace añicos, sufre y se ríe, luego los resucita para crucificarlos, para poder amarla, siguiendo la línea que marca su detallada narrativa taladrada a base de puras vivencias –cuenta ella-. Cada coma es un alfiler rozándonos la piel blanda, es imposible no seguir entre los párrafos, aunque  avancemos en suspenso… Tal es el caso del cuento “El último verano” (Árboles petrificados, 1977),  en el que en tercera persona, c…