Ir al contenido principal

Virginia Woolf



El 25 de enero de 1882, en Londres, nació Adeline Virginia Stephen, una de las hijas del matrimonio conformado por Sir Leslie Stephen (el distinguido crítico e historiador fundador del Diccionario Nacional de Biografías) y por Julia Jackson Duckworth. Ya desde pequeña, Adeline estuvo en contacto con el mundo literario a través de los escritores, artistas e intelectuales que frecuentaban a su familia.


Al morir su padre en 1904, y luego de un intento de suicidio, la joven se instaló junto a sus hermanos en el barrio londinense de Bloomsbury, al que convirtieron en un gran centro de reunión con intelectuales. Este grupo, al cual pertenecían los filósofos Bertrand Russell y Ludwig Wittgenstein, el escritor E. M. Forster y el economista J. M. Keynes, entre otros, se hizo conocido como el “Círculo de Bloomsbury”. De él también formaba parte el economista Leonard Woolf, quien contrajo matrimonio en 1912 con Adeline, la mujer que quedaría en la historia de la literatura como Virginia Woolf. Juntos crearon, en 1917, Hogarth Press, la editorial británica a través de la cual editaron la obra de la escritora y de otros destacados literatos como Katherine Mansfield y T. S. Eliot.


“Fin de viaje” y “Noche y día” son los títulos de las primeras novelas escritas por Virginia Woolf. Luego aparecerían “La señora Dalloway” y “Al faro”, que despertaron interés por parte de la crítica por la “maestría técnica y el afán experimental de la autora”, tal como citan algunas fuentes. “Las olas” y “Una habitación propia” son otras de sus obras que han obtenido un importante reconocimiento.


La vida de la escritora no fue fácil. En su juventud fue abusada por su hermanastro George Duckworth, una situación que le provocaría constantes crisis nerviosas. Tal vez este hecho haya influido en la inclinación lésbica de Woolf, quien mantuvo durante años una relación con la también escritora Vita Sackville-West.


Pese a los logros obtenidos en el campo literario, Virginia Woolf no pudo nunca controlar sus impulsos suicidas y, el 28 de marzo de 1941, se arrojó al río Ouse, en Rodemell, con una gran cantidad de piedras en sus bolsillos. De acuerdo a las conclusiones contemporáneas, se pudo determinar que esa decisión que terminó con la vida de la escritora no fue producto de una sola situación particular, sino de la enfermedad mental que aquejaba a la novelista y que hoy se conoce como Trastorno Bipolar de la Personalidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cielo Latini

Cuanta polèmica no encierra esta joven belleza.

Bueno... Cielo Latini es una chica inteligente y ambiciosa. Escribio un libro que rapidamente se convirtiò en un Best Seller, saco provecho al tema de los trastornos alimenticios, se caso con un rico y se embarazo de èl. Genial. Y bueno, con respecto al hecho de que ella ya no tiene problemas con la comida, yo lo dudo totalmente. Estoy segura de que es la misma niña atormentada, solo que con màs aliviane porque la fama le ha traido fans, los cuales yo creo que la hacen sentirse mejor (mas amada).... De todos modos, a mi me encanta como se ve, me fascina, es super divertida, fashion, bonita y waaaa. Punto. Ella es my thinspoooooooooooooo







































































































































































































































La alquimia del verbo...

En la Alquimia del verbo se expone una suerte de Ars poética que, sin importar si fue escrita antes o después de Iluminaciones, permite identificar una serie de elementos, y digo serie de elementos porque la poesía de Rimbaud se nos presenta como una serie de imágenes, no La Imagen, sino mas bien como un catálogo de epifanías, para lo cual he tomado como elemento de análisis el poema Frases, que en mi opinión, es el eje en el cual giran las demás iluminaciones. Este poema, compuesto de frases sueltas cargadas de imágenes en apariencia surreales y de un gran hermetismo, posee también elementos que permiten si no entender, al menos ver algo de luz en la obra de este poeta tantas veces mitificado, imitado, fetichizado, coronado rey, pero injustamente condenado al limbo de los genios inaccesibles.

En la Alquimia del verbo, Rimbaud dice: "Reglamentaba la forma y los movimientos de cada consonante, y, con ritmos instintivos,"

La afirmación recuerda un poco el…

Reseña del cuento "El último verano" de Amparo Dávila.

Asfixia, insomnio, sudores fríos, sombras que acechan los pensamientos de los niños temerosos de madrugada; paranoia, rincones, demencia, ansiedad y sollozos, ese es el mundo de muñecas rotas al que nos transporta en cada una de sus lecturas, (tanto en Salmos bajo la luna (1950), como en Muerte en el bosque (1985)), Amparo Dávila, escritora nacida en 1928 en los Pinos, Zacatecas; pueblo mágico en donde creció rodeada del frío, muerte, ansiedad y libros, que pronto reflejaría en su obra literaria.
Dávila crea sentimientos del polvo dentro del lector, juega con ellos, los hace añicos, sufre y se ríe, luego los resucita para crucificarlos, para poder amarla, siguiendo la línea que marca su detallada narrativa taladrada a base de puras vivencias –cuenta ella-. Cada coma es un alfiler rozándonos la piel blanda, es imposible no seguir entre los párrafos, aunque  avancemos en suspenso… Tal es el caso del cuento “El último verano” (Árboles petrificados, 1977),  en el que en tercera persona, c…