Ir al contenido principal

Falacia

(((Ya no me sirves…)))
(((Sólo aprendo a estar contenta)))
(((¡Sólo aprende a estar contenta!)))
(((Cierras los ojos para no mirar, lo sabes muy bien, pero no quieres escuchar)))


--(((¡SE ABURRIÓ DE TI!))) (((Te aburriste de mí…))) (((¡SE ABURRIÓ DE TI!)))
(((Te aburriste de mí…))) (((¡SE ABURRIÓ DE TI!))) (((Te aburriste de mí…)))—



Amor. Amor. Amor. Amor. Cuatro letras juntas que no significan nada.
Amor. Amor. Amor. Pasaste de nuevo sin darme las gracias…

Vas y vienes siempre con hacha y vuelo, tomando retazos de mi organismo para complacerte egoísta en lo que te haga falta. Yo me metí en tu vida para ver lo que encontraba. Sin querer encontré falaz una arrogancia que pretendía tapar todas las cosas buenas que escondes en el alma.

¿Por qué no me miras fijamente a la cara? Y preguntas, ¿algo te duele? Sin que se hagan negras tus palabras.

Carcomes a plegarias este sentimiento, este inocente granito de arroz con el que yo te amaba. Lo arrojé imperante hacia tus brazos con las manos amarradas. Lo tomaste, teniéndolo en cautiverio, lo torturaste insomne debajo del agua. Entonces me puse estas cuerdas, te dije que jugaras…

Ja, ja.

Y yo que pensaba que mi seguridad no sucumbiría nunca ante una mirada, he doblado mis piernas sin darme cuenta cuando vi que me mirabas. Y yo que creía tener los ojos bien abiertos viendo todo lo que hacia mi venía, cegué mis ojos de tanto creerme atenta y te colaste como luz de mañana en mi ventana; sin pedirme permiso, sin mirarme a la cara.

Soy yo la culpable de este juego mecánico. Yo provoqué la famosa treta macabra. Te di las piezas. Puse en velo mi sangre para que ataras mis venas. Te di la llave. Profanaste las puertas. Y se te olvida todo. Incesante. Se te olvida todo. Incesante. Olvidas en cada aurora maquillar estas lágrimas; este rimel de petróleo, este cabello de paja.

Ordenas sagaz destruyendo a la poética.
Ordenas sagaz hipnotizando con retórica.

Me tomas desde lejos y ordenas que no aplauda, sonríe, ponte ese moño, calla, límpiate la falda, ¡quédate quieta o te boto!, eres especial, has dejado de ser alguien, doblégate salvaje, inútil, grotesca, pecadora, joven, insuficiente, imperfecta, irritante. Ahora salta apocalíptica, ¡salta!, ¡sonríe!, ¡píntate los labios!, ¡salta!, ¡salta!, más alto, más fuerte…

El aire que nos rodea lo ha visto y lo sabe. Marioneta lo dio todo y a el no le importó ni un instante. Va midiendo el tiempo. Escúchalo, (tic toc tic toc). Las manecillas tiemblan. Se desgastan las miradas.

Marioneta ya no quiere, no camina, no canta. Y a la merced de su amo las piernas infelices bailan. Revienta el silencio. ¿Dónde está la música? Limítrofes halagos. ¡Ya basta! ¡Ya basta!

Nada es suficiente. Nada jamás te alcanza. La luna es tu sirvienta. Y el carbón tus polvos mágicos de hada. No soy de ti, no soy de nadie. ¿Acaso crees que no estoy harta? No estoy en venta. No me gustan los moños ni tu absurda ropa de marca. Ya no soy tu marioneta. Tengo apellido, tengo mi propio nombre. No soy como tú … Yo no soy una falacia…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cielo Latini

Cuanta polèmica no encierra esta joven belleza.

Bueno... Cielo Latini es una chica inteligente y ambiciosa. Escribio un libro que rapidamente se convirtiò en un Best Seller, saco provecho al tema de los trastornos alimenticios, se caso con un rico y se embarazo de èl. Genial. Y bueno, con respecto al hecho de que ella ya no tiene problemas con la comida, yo lo dudo totalmente. Estoy segura de que es la misma niña atormentada, solo que con màs aliviane porque la fama le ha traido fans, los cuales yo creo que la hacen sentirse mejor (mas amada).... De todos modos, a mi me encanta como se ve, me fascina, es super divertida, fashion, bonita y waaaa. Punto. Ella es my thinspoooooooooooooo







































































































































































































































La alquimia del verbo...

En la Alquimia del verbo se expone una suerte de Ars poética que, sin importar si fue escrita antes o después de Iluminaciones, permite identificar una serie de elementos, y digo serie de elementos porque la poesía de Rimbaud se nos presenta como una serie de imágenes, no La Imagen, sino mas bien como un catálogo de epifanías, para lo cual he tomado como elemento de análisis el poema Frases, que en mi opinión, es el eje en el cual giran las demás iluminaciones. Este poema, compuesto de frases sueltas cargadas de imágenes en apariencia surreales y de un gran hermetismo, posee también elementos que permiten si no entender, al menos ver algo de luz en la obra de este poeta tantas veces mitificado, imitado, fetichizado, coronado rey, pero injustamente condenado al limbo de los genios inaccesibles.

En la Alquimia del verbo, Rimbaud dice: "Reglamentaba la forma y los movimientos de cada consonante, y, con ritmos instintivos,"

La afirmación recuerda un poco el…

Reseña del cuento "El último verano" de Amparo Dávila.

Asfixia, insomnio, sudores fríos, sombras que acechan los pensamientos de los niños temerosos de madrugada; paranoia, rincones, demencia, ansiedad y sollozos, ese es el mundo de muñecas rotas al que nos transporta en cada una de sus lecturas, (tanto en Salmos bajo la luna (1950), como en Muerte en el bosque (1985)), Amparo Dávila, escritora nacida en 1928 en los Pinos, Zacatecas; pueblo mágico en donde creció rodeada del frío, muerte, ansiedad y libros, que pronto reflejaría en su obra literaria.
Dávila crea sentimientos del polvo dentro del lector, juega con ellos, los hace añicos, sufre y se ríe, luego los resucita para crucificarlos, para poder amarla, siguiendo la línea que marca su detallada narrativa taladrada a base de puras vivencias –cuenta ella-. Cada coma es un alfiler rozándonos la piel blanda, es imposible no seguir entre los párrafos, aunque  avancemos en suspenso… Tal es el caso del cuento “El último verano” (Árboles petrificados, 1977),  en el que en tercera persona, c…