Ir al contenido principal

Ana Rosetti



Nació en San Fernando, Cádiz (España), el 15 de mayo de 1950.


Es una poetisa transgresora, que cultiva variados géneros, combinando el erotismo,el esteticismo y el culturalismo.


Junto a obras eróticas, escribió textos destinados a niños y jóvenes. Su obra es desenfadada, clara, y con cierto tinte barroco.Entre las primeras, encontramos las siguientes creaciones poéticas: “Los devaneos de Erato” (1980), por la cual obtuvo el Premio Gules de poesía, “Dióscuros” (1982), “Indicios vehementes” y “Devocionario”, ambas publicadas en 1985, la última de las cuales, fue galardonada con el Premio Internacional de Poesía Rey Juan Carlos I. Su obra poética se completó en 1996, con “La nota del blues”.


Entre la producción narrativa se destacan: Plumas de España (1988), “Prendas íntimas” (1989), “Hasta mañana, Elena” (1990), “Alevosías” (1991), obra que recibió el premio La Sonrisa Vertical de Novela Erótica; “Mentiras de papel” (1994), “Una mano de santos” (1997), “El antagonista” (1999), “El aprendizaje personal” (2001) y “El botón de oro” (2003).
Destinadas a jóvenes lectores escribió en 1997: “Un baúl lleno de momias”, “Un baúl lleno de dinosaurios”, “Un baúl lleno de lluvia” y “Un baúl lleno de piratas”.


En 1999, publicó: “El club de las chicas Robinson” y “Las aventuras de Viela Calamares”.En el año 2000 se editó: “Viela, Enriqueto y su secreto” y el 2001 es el año de aparición de: “Álex, Luisito y el osito y un montón de huevos fritos”.


Incursionó, además, en otros géneros, como “El secreto enamorado”, libreto de ópera publicado en 1993 y un ensayo editado en 1998: “Pruebas de escritura”.


Fue distinguida con la Medalla de Plata de la Junta de Andalucía, considerándose a sí misma como heredera de San Juan de la Cruz, a cuya poesía la consideró en estado puro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cielo Latini

Cuanta polèmica no encierra esta joven belleza.

Bueno... Cielo Latini es una chica inteligente y ambiciosa. Escribio un libro que rapidamente se convirtiò en un Best Seller, saco provecho al tema de los trastornos alimenticios, se caso con un rico y se embarazo de èl. Genial. Y bueno, con respecto al hecho de que ella ya no tiene problemas con la comida, yo lo dudo totalmente. Estoy segura de que es la misma niña atormentada, solo que con màs aliviane porque la fama le ha traido fans, los cuales yo creo que la hacen sentirse mejor (mas amada).... De todos modos, a mi me encanta como se ve, me fascina, es super divertida, fashion, bonita y waaaa. Punto. Ella es my thinspoooooooooooooo







































































































































































































































La alquimia del verbo...

En la Alquimia del verbo se expone una suerte de Ars poética que, sin importar si fue escrita antes o después de Iluminaciones, permite identificar una serie de elementos, y digo serie de elementos porque la poesía de Rimbaud se nos presenta como una serie de imágenes, no La Imagen, sino mas bien como un catálogo de epifanías, para lo cual he tomado como elemento de análisis el poema Frases, que en mi opinión, es el eje en el cual giran las demás iluminaciones. Este poema, compuesto de frases sueltas cargadas de imágenes en apariencia surreales y de un gran hermetismo, posee también elementos que permiten si no entender, al menos ver algo de luz en la obra de este poeta tantas veces mitificado, imitado, fetichizado, coronado rey, pero injustamente condenado al limbo de los genios inaccesibles.

En la Alquimia del verbo, Rimbaud dice: "Reglamentaba la forma y los movimientos de cada consonante, y, con ritmos instintivos,"

La afirmación recuerda un poco el…

Reseña del cuento "El último verano" de Amparo Dávila.

Asfixia, insomnio, sudores fríos, sombras que acechan los pensamientos de los niños temerosos de madrugada; paranoia, rincones, demencia, ansiedad y sollozos, ese es el mundo de muñecas rotas al que nos transporta en cada una de sus lecturas, (tanto en Salmos bajo la luna (1950), como en Muerte en el bosque (1985)), Amparo Dávila, escritora nacida en 1928 en los Pinos, Zacatecas; pueblo mágico en donde creció rodeada del frío, muerte, ansiedad y libros, que pronto reflejaría en su obra literaria.
Dávila crea sentimientos del polvo dentro del lector, juega con ellos, los hace añicos, sufre y se ríe, luego los resucita para crucificarlos, para poder amarla, siguiendo la línea que marca su detallada narrativa taladrada a base de puras vivencias –cuenta ella-. Cada coma es un alfiler rozándonos la piel blanda, es imposible no seguir entre los párrafos, aunque  avancemos en suspenso… Tal es el caso del cuento “El último verano” (Árboles petrificados, 1977),  en el que en tercera persona, c…