Ir al contenido principal

Gracias Gabo...


"Si por un momento Dios se olvidará de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.

Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.

Dormiría poco, soñaría más. Entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos perdemos sesenta segundos de luz.

Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen, escucharía cuando los demás hablan y ¡cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate

!Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto, no solamente mi cuerpo sino mi alma.

Dios mío, si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo y esperaría a que saliera el sol. Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, una canción de Serrat sería la serenata. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas y el encarnado beso de sus pétalos...

Dios mío si yo tuviera un trozo de vida... no dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero que la quiero. Convencería a cada hombre o mujer de que son mis favoritos y viviría enamorado del amor. A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse. A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez sino con el olvido.

Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres... he aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada. He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por vez primera, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre.

He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo cuando ha de ayudarle a levantarse. Son tantas las cosas que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no habrán de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo.

Siempre di lo que sientes y haz lo que piensas.

Si supiera que hoy es última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma. Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que ésta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos momentos que te veo, diría TE QUIERO y no asumiría tontamente que ya lo sabes.

Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré. El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso y que estuviste muy ocupado para concederles un último deseo. Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesites, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles lo siento, perdóname, por favor, gracias y todas las palabras de amor que conoces.Nadie te recordará por tus pensamientos secretos. Pide al Señor la fuerza y sabiduría para expresarlos. Demuestra a tus amigos cuánto te importan."

-Gabriel García Márquez

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cielo Latini

Cuanta polèmica no encierra esta joven belleza.

Bueno... Cielo Latini es una chica inteligente y ambiciosa. Escribio un libro que rapidamente se convirtiò en un Best Seller, saco provecho al tema de los trastornos alimenticios, se caso con un rico y se embarazo de èl. Genial. Y bueno, con respecto al hecho de que ella ya no tiene problemas con la comida, yo lo dudo totalmente. Estoy segura de que es la misma niña atormentada, solo que con màs aliviane porque la fama le ha traido fans, los cuales yo creo que la hacen sentirse mejor (mas amada).... De todos modos, a mi me encanta como se ve, me fascina, es super divertida, fashion, bonita y waaaa. Punto. Ella es my thinspoooooooooooooo







































































































































































































































La alquimia del verbo...

En la Alquimia del verbo se expone una suerte de Ars poética que, sin importar si fue escrita antes o después de Iluminaciones, permite identificar una serie de elementos, y digo serie de elementos porque la poesía de Rimbaud se nos presenta como una serie de imágenes, no La Imagen, sino mas bien como un catálogo de epifanías, para lo cual he tomado como elemento de análisis el poema Frases, que en mi opinión, es el eje en el cual giran las demás iluminaciones. Este poema, compuesto de frases sueltas cargadas de imágenes en apariencia surreales y de un gran hermetismo, posee también elementos que permiten si no entender, al menos ver algo de luz en la obra de este poeta tantas veces mitificado, imitado, fetichizado, coronado rey, pero injustamente condenado al limbo de los genios inaccesibles.

En la Alquimia del verbo, Rimbaud dice: "Reglamentaba la forma y los movimientos de cada consonante, y, con ritmos instintivos,"

La afirmación recuerda un poco el…

Reseña del cuento "El último verano" de Amparo Dávila.

Asfixia, insomnio, sudores fríos, sombras que acechan los pensamientos de los niños temerosos de madrugada; paranoia, rincones, demencia, ansiedad y sollozos, ese es el mundo de muñecas rotas al que nos transporta en cada una de sus lecturas, (tanto en Salmos bajo la luna (1950), como en Muerte en el bosque (1985)), Amparo Dávila, escritora nacida en 1928 en los Pinos, Zacatecas; pueblo mágico en donde creció rodeada del frío, muerte, ansiedad y libros, que pronto reflejaría en su obra literaria.
Dávila crea sentimientos del polvo dentro del lector, juega con ellos, los hace añicos, sufre y se ríe, luego los resucita para crucificarlos, para poder amarla, siguiendo la línea que marca su detallada narrativa taladrada a base de puras vivencias –cuenta ella-. Cada coma es un alfiler rozándonos la piel blanda, es imposible no seguir entre los párrafos, aunque  avancemos en suspenso… Tal es el caso del cuento “El último verano” (Árboles petrificados, 1977),  en el que en tercera persona, c…