Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Cataclismo fabuloso

¿De qué hablo?
De la vida.

Vida mía, vida hermosa, pobre vida...

¿Dónde estoy?
No sé si sé que no sé.

La vida para mi es un compendio. Yo simplemente no concibo la idea de conseguir "estabilidad". No me gusta. No. No. Es por eso que decidí no estudiar la carrera de medicina, ¡ah!, porque déjenme y les cuento que yo pretendía estudiar para llegar a ser una buena y reconocida cardio cirujana. Ja, ja, ja. Pero la verdad es que ese cuento de estudiar una carrera por diez años más, empezar a ejercerla, casarme, tener una casa, trabajar en un hospital de tal hora a tal hora, tener hijos, aprender a hacer de comer, blah, blah, blah... NADA MÁS NO ES LO MIO. Agh! sólo de pensarlo ya me da como que asco. Sí, sé que es bonito saber que todo irá bien y todo el rollo, pero para mi eso no es vida. Yo necesito la emoción, la adrenalina, los retos, las escaladas, viajar constantemente y hacerle saber a medio mundo lo que no pueden ver por sí mismos, pasar hambre y frío, trabajar para conseguir …

"Amor mío, mi amor..."

Amor mío, mi amor, amor hallado de pronto en la ostra de la muerte. Quiero comer contigo, estar, amar contigo, quiero tocarte, verte. Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo los hilos de mi sangre acostumbrada, lo dice este dolor y mis zapatos y mi boca y mi almohada. Te quiero, amor, amor absurdamente, tontamente, perdido, iluminado, soñando rosas e inventando estrellas y diciéndote adiós yendo a tu lado. Te quiero desde el poste de la esquina, desde la alfombra de ese cuarto a solas, en las sábanas tibias de tu cuerpo donde se duerme un agua de amapolas. Cabellera del aire desvelado, río de noche, platanar oscuro, colmena ciega, amor desenterrado, voy a seguir tus pasos hacia arriba, de tus pies a tu muslo y tu costado.

La cucaracha soñadora

Era una cucaracha llamada Gregorio Samsa. Que soñaba que era una cucaracha llamada Franz Kafka que soñaba que era un escritor que escribía acerca de un empleado llamado Gregorio Samsa que soñaba que era una cucaracha.

El amenazador

Es el amor, tendré que ocultarme o huir.

Crecen los muros de su cárcel, como un sueño atroz.La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única ¿de qué me servirán mis talismanes; el ejercicio de las letras, la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó al áspero norte para cantar sus mares y sus espadas, la serena amistad, las galerías de la biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño?.Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo. Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que me miran por las ventanas, pero la sombra no me ha traidor la paz.Es, ya lo sé, el amor; la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo. Es el amor con su mitología, con sus pequeñas magias inútiles.Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar. Ya los ejércitos…

Eco

Sé que talvez no se le entiende al video, pero es una representación muda de un cuento que hice de nombre "eco". Luego se los paso.

"El amor que calla"

Si yo te odiara, mi odio te daría en las palabras, rotundo y seguro; pero te amo y mi amor no se confía a este hablar de los hombres, tan oscuro. Tú lo quisieras vuelto en alarido, y viene de tan hondo que ha deshecho su quemante raudal, desfallecido, antes de la garganta, antes del pecho. Estoy lo mismo que estanque colmado y te parezco un surtidor inerte.¡ Todo por mi callar atribulado que es más atroz que el entrar en la muerte!

Mamamamamamamamamamama

Hoy mi madre cumplió 39 años de vida. y lo más increíble es que aún no se siente vieja, ni porque está a un año de ser la señora de las cuatro décadas. Bien por ella. Me cae bien. Ja, ja. Cuando come pastel se siente normal. Bien por ella. Ja,ja.

¿Saben a lo que me refiero?

Bueno, sino han adivinado pues me da igual.

Ja, ja.

(...)

Los días de verdad han pasado. Hoy ya es primero de Marzo ¡caray!
Pero lo bueno y satisfactorio del asunto es que ya me estoy haciendo cargo de mi vida... ¡¡¡Oh sí!!! Mi libro ya está siendo revisado por varias personas QUE SI SABEN DE VERDADERA LITERATURA (muajaja) y, aunque me digan cosas malas o buenas, yo me siento feliz porque me atreví a desnudar mi alma. Es genial. Se siente tan bien... Además, en menos de 20 días iré a la Cd. DeFectuosssa a arreglar asuntos de negocios, luegoooooooooooooooo a iiiiiiiiiiiiiiimpriiiiiiiiiimiiiiiiirloooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo…